Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
/ / /
link

 ¿Y LA CONSERVACIÓN AMBIENTAL,ES PREOCUPACIÓN DE NUESTROS GOBERNANTES?

La conservación ambiental se ha convertido, en nuestros días, en una preocupación común para gobiernos, políticos, industriales, organizaciones de gobierno y no gubernamentales y para la comunidad civil en general, especialmente por que se ha ganado conciencia de que el ambiente es la fuente primaria de recursos para el desarrollo de los países.

Hasta hace unos 20 años, quizá, la concepción economicista del desarrollo de los países implicaba el necesario agotamiento de sus recursos naturales. Ahora, sin embargo, la nueva concepción del desarrollo, que enfatiza especialmente su orientación hacia el bienestar humano, con carácter de sostenible en un marco de equidad, justicia social y solidaridad intergeneracional, sostiene que la única forma de que los países y los pueblos alcancen su desarrollo sostenible a escala humana, descansa en el cuidado, conservación y uso racional que el ambiente y de sus recursos hagan ellos.

Paradójicamente, el modelo de desarrollo industrial economicista del pasado concebía a la naturaleza como un recurso infinito e inagotable, como un bien privado, del cual su dueño podía disponer a su antojo. Es sólo en años recientes, cuando la humanidad empieza a reconocer la escasez de los recursos, su casi rápido agotamiento y la notable dificultad para su recuperación, que se está formando la conciencia de que los recursos ambientales son limitados y finitos, y que la calidad del aire, del suelo y del agua son patrimonio común, necesario para la subsistencia de toda la humanidad.

Esta conciencia se plasma en un nuevo modelo de desarrollo económico de los países, que privilegia la calidad de la vida de todas las personas, es decir, un modelo de desarrollo sostenible a escala humana. Un desarrollo que persigue objetivos económicos, sociales y ambientales, y que propone contribuir al mejoramiento de las expectativas de vida de las actuales y futuras generaciones; ofrece nuevas y mejores posibilidades de desarrollo a los países no industrializados; lo que implica el uso sostenible y responsable de los recursos naturales, incluida la energía. Es otras palabras, hacer que el “desarrollo económico y el ambiente se beneficien mutuamente”.

 

 DEFINICIONES CONCEPTUALES INTRODUCTORIAS

Todo campo de actividad humana, sea este de naturaleza teórica en la frontera del saber humano (científica) o de aplicación a la vida cotidiana (tecnológica), se sustenta en una serie de conceptos básicos que se constituyen a manera de un marco teórico de referencia. El campo de la conservación ambiental, no escapa  a esta concepción. Así pues, examinemos primero algunos conceptos básicos referidos al ambiente, su protección y su deterioro, desafortunadamente presente, así como las causas y consecuencias para el mantenimiento de la vida en general y de la vida humana en particular.

 

 

       “AMBIENTE” : CONCEPCIÓN HOLISTA

 

El conocimiento y comprensión de la situación ambiental presente y su impacto en la vida de una población, parte de tener claridad en la concepción del Ambiente y de las interrelaciones que en él se pueden dar, en medio de las cuales está el ser humano, como agente dinámico de cambio y adaptación.

La concepción clásica de ambiente, tomado desde una visión estática, de ser “todo lo que nos rodea”, como el entorno, como lo externo a nosotros los seres humanos, por su amplitud y generalidad, no subraya las características dinámicas y las condiciones sistémicas provenientes de dos factores axiales fundamentales: las interrelaciones entre los elementos constitutivos, y los elementos nuevos que estas interacciones producen y que enriquecen la dinámica del sistema. Al mismo tiempo, parece excluir a los seres humanos, quienes pueden, entonces, asumir una posición ajena, no comprometida, sintiendo que observan el “entorno”, sin ser parte integrante de él.

En nuestros días, sin embargo, una concepción general del ambiente asume, por un lado, la naturaleza dinámica en las interrelaciones entre elementos naturales y elementos sociales y, por otro, desde un punto de vista holístico e integrador, que el individuo humano y sus diferentes niveles de organización social, con sus necesidades y potencialidades creativas (y destructivas), es parte indisoluble de esa red de interacciones afina más la definición de ambiente, cuando delimita tiempo y lugar para el análisis de esas relaciones dinámicas.

Dicho de otro modo, el término Ambiente implica una concepción dinámica referida a un sistema complejo adaptativo (SCA), cuyos componentes axiales básicos son: una POBLACIÓN HUMANA, en sí misma un sistema con elementos sociales (además de las personas y sus diferentes maneras de organización, todo lo producido por el ser humano: cultura, ciencia, tecnología, etc.); un ENTORNO GEOGRÁFICO, de nuevo, otro sistema con elementos naturales (todo lo que existe en la naturaleza, viviente y no viviente, mucho de lo cual se identifica como recursos naturales); y, una gama infinita de INTERACCIONES entre ambos sistemas de factores constitutivos que origina nuevas cualidades integradoras que expresan la permanente variación, la compleja diversidad y la aparente estabilidad de las manifestaciones ambientales.

El concepto se completa con la consideración de un ESPACIO  y un Tiempo determinados, en los cuales se dan y se manifiestan las causas y los efectos de esas interacciones.

Es importante anotar que, en esta concepción, la especie humana es a la vez componente natural, puesto que está constituida por seres biológicos, de existencia finita; y COMPONENTE SOCIAL, en tanto es creadora de cultura en su más amplia y trascendente acepción. Por esta razón, el ser humano no puede sustraerse al concepto holístico y dinámico de ambiente y, en consecuencia, es parte consustancial de él. Esta posición conceptual hace que la definición de ambiente tenga un sesgo antropocentrico que, no obstante, no hace del ser humano el factor más importante en el sistema de interrelaciones; pero que, sin embargo, si él no actúa racionalmente puede resultar el más perjudicado.

Según Quiroz (1998), el término ambiente es, en realidad, un constructo intelectual enfáticamente humano e implica una visión antrópica de la Naturaleza y de su dinámica que, por supuesto, involucra en su dinamismo al ser humano y sus sociedades. En consecuencia, podemos afirmar que sólo existe ambiente donde hay seres humanos, o es evidenciable el impacto de sus actividades.

En consecuencia, de lo anterior se desprende que ambiente  es más una concepción dinámico antrópica, que se refiere a un objeto específico tangible, el cual, a su vez,  es resultado o consecuencia de la operación de un sistema complejo adaptativo (SCA), cuyos componentes – natural y social -, están en continua y muy intensa interrelación, lo que produce una multiplicidad de condiciones que facilitan o dificultan el desarrollo de la vida, en sus múltiples expresiones, incluida la forma humana. Aún más, el elemento esencial del concepto es el dinamismo de las interrelaciones entre los diferentes componentes del sistema y sus productos y consecuencias, antes que ellos mismos (Quiroz, 1998).

 Material adaptado para el "Taller de Medio Ambiente" - Carmen Mellado Hinostroza- Julia Bernaola Huarcaya

Compartir esta página

Repost 0
Published by

Articulos

  • : El blog de CARMEN MELLADO
  • : ESPACIO DEDICADO PARA EDUCADORAS, FORMADORAS Y QUIENES TRABAJAN POR LA NIÑEZ
  • Contacto

Perfil

  • CARMEN MELLADO
  • PSICOLOGA QUE BUSCA AVANZAR EN UNA EDUCACION DE CALIDAD BASADO EN EL PROTAGONISMO DEL NIÑO, RECONOCIENDOSE COMO SUJETO DE DERECHOS

Texto Libre

Archivos

Paginas Amigas